El vendedor puede repercutir el IBI al comprador desde la fecha de entrega de la propiedad

Una reciente Sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (2886/2016) determina que la regla general, en caso de que nada se haya pactado, será que el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada de una de las partes haya ostentado la titularidad.

El Alto Tribunal resuelve en casación un asunto en el que dos sociedades que vendieron en marzo de 2009 a otra compañía 155 plazas de garaje, condenando a esta última al pago de 8.562 euros en concepto de IBI por el periodo en el que la parte compradora ya era propietaria de dichas plazas de garaje, ya que dicho impuesto había sido íntegramente abonado por las sociedades vendedoras, tras serle reclamado por la autoridad tributaria.

Si bien en primera instancia, se resolvió a favor de los vendedores, la Audiencia Provincial de Madrid se pronunció a favor de los compradores, razón por la cual los primeros acudieron al Tribunal Supremo, aludiendo a la existencia de jurisprudencia contradictoria en las distintas audiencias provinciales.

Finalmente, el Tribunal Supremo ha determinado que la regla general, insisto, siempre que de antemano  no se haya pactado lo contrario, es que el vendedor quedará obligado al pago del IBI desde el momento en que ostente la titularidad dominical, razón por la cual, el vendedor podrá repercutirlo, es decir, si bien es cierto que en la mentada Ley se establece que el obligado al pago, es aquel que ostente la propiedad en el momento del devengo, el Tribunal Supremo ha venido a matizar dicha afirmación, basándose en lo dispuesto en el apartado segundo del artículo 63 de la Ley de Haciendas Locales, que establece que: “lo dispuesto en el apartado anterior será de aplicación sin perjuicio de la facultad del sujeto pasivo de repercutir la carga tributaria soportada conforme a las normas de derecho común”.

Normas, dispuestas en el Código Civil, en los artículos referentes a la compraventa (art. 1445 y siguientes), y según las cuales se ha de considerar a la parte compradora, propietaria, desde el momento de la entrega de la propiedad (art. 609 del Código Civil)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *