Prestación por maternidad, ¿exenta en el I.R.P.F.?

El tema que vamos a tratar hoy en el Blog es sobre la reciente sentencia publicada por el Tribunal Superior de Justicia –Sala de lo Contencioso– de Madrid que es en el mundo jurídico el Trending Topic de la semana.

La cuestión debatida sobre la que se tiene que pronunciar la Sala es si es aplicable la exención prevista en el art. 7 h) LIRPF 35/2006 de la prestación por maternidad recibida por la demandante. En concreto, el vigente artículo 7 h) de la Ley del IRPF afirma lo siguiente:

Las prestaciones familiares reguladas en el Capítulo IX del Título II del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, y las pensiones y los haberes pasivos de orfandad y a favor de nietos y hermanos, menores de veintidós años o incapacitados para todo trabajo, percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y clases pasivas.

Asimismo, las prestaciones reconocidas a los profesionales no integrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al régimen especial de la Seguridad Social mencionado, siempre que se trate de prestaciones en situaciones idénticas a las previstas en el párrafo anterior por la Seguridad Social para los profesionales integrados en dicho régimen especial. La cuantía exenta tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social por el concepto que corresponda. El exceso tributará como rendimiento del trabajo, entendiéndose producido, en caso de concurrencia de prestaciones de la Seguridad Social y de las mutualidades antes citadas, en las prestaciones de estas últimas.

Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.

También estarán exentas las prestaciones públicas por maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.

Afirma el TSJ de Madrid que se modificó este año el artículo añadiéndose a ese texto legal un tercer párrafo, justo el precepto en cuestión, según el cual se refiere, en general, al alcance de la exención de las prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad sin distinguir la procedencia de la prestación. Asimismo, la expresión”también estarán exentas” del párrafo cuarto quiere ampliar esta exención del IRPF a las prestaciones de maternidad percibidas de las Comunidades Autónomas o entidades locales.

Hay que precisar que, antes de este pronunciamiento judicial, ya hubo una Sentencia de esta misma Sección, dictada el 3 de febrero de 2010 (recurso 1085/2007), que reconoció esta exención.

También, hay que tener en cuenta, como bien nos recordaba nuestra compañera Doña Vanessa Layed en Aragón Radio, que el efecto de la sentencia se circunscribe únicamente al caso concreto y, por tanto, no crea jurisprudencia ni obliga a la Agencia Tributaria a modificar su criterio. Aunque, sí abre una interesante vía para que las contribuyentes que han cobrado la prestación por maternidad desde 2012 (los periodos anteriores están prescritos) reclamen la devolución por ingresos indebidos del IRPF, ya que no se califican, en contra del criterio de la Agencia Tributaria, como rendimientos del trabajo.

Finalmente, el TSJ de Madrid falla a favor de la demandante reconociendo acorde a Derecho la solicitud de rectificación de autoliquidación de IRPF, ejercicio 2009, por estar incluida en el tercer párrafo del artículo 7h) LIRPF y anulando así la Resolución desestimatoria de la Administración de la AEAT, por no ser conforme a derecho y reconociendo el derecho de la actora a la rectificación de su autoliquidación de IRPF de 2009 y a la devolución de la cantidad de 3.135,11 €, con sus correspondientes intereses legales, con imposición de las costas procesales causadas a la Administración General del Estado.

Por ultimo, los pasos a seguir, en vía administrativa, para la devolución de lo indebidamente satisfecho en el IRPF son los siguientes

1.- Iniciación: Presentar ante la delegación de Hacienda un escrito de solicitud de rectificación y devolución de ingresos indebidos.

2.-Tramitación: Comprobación de las circunstancias que determinen el derecho a la devolución. La propuesta de resolución se notifica concediendo un plazo de 10 días para la presentación de alegaciones y los documentos o justificantes que se estimen necesarios.

3.- Resolución: El órgano competente para resolver dictará una resolución motivada en la que, si procede, se acordará el derecho a la devolución, se determinará el titular del derecho y el importe de la devolución. Plazo de 6 meses.

4.- Recursos que proceden si no estamos de acuerdo con la resolución:

  • Reposición: Plazo: Un mes. Con carácter potestativo, ante la oficina de la que proviene el acto administrativo a recurrir, haciendo constar que contra el mismo no se ha interpuesto reclamación económico-administrativa.
  • Reclamación Económico-administrativa: Plazo: Un mes desde el día siguiente al de la notificación del acto impugnado o a aquél en que se pueda entender desestimado el procedimiento o el recurso de reposición previo. Se dirigirá al órgano administrativo que haya dictado el acto reclamable.

5.-Agotada la vía administrativa, podemos acudir ya a la judicial siendo el tribunal competente para conocer el caso el Tribunal Superior de Justicia de la respectiva CCAA.

 

Jorge Tutor Bermúdez

Graduado en Derecho y Experto en Gestión de Empresas Familiares, actualmente cursando prácticas del Máster de Acceso a la Abogacía en Ilex Abogados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *