abogados para concurso de acreedores

En ILEX ABOGADOS, disponemos de un equipo de abogados especializados en Concurso de Acreedores.

Pida información sin compromiso

Confirmo que he leído y acepto la política de privacidad

Qué es un Concurso de Acreedores

El concurso de acreedores es una alternativa que toda empresa tiene para solucionar una situación económica extraordinaria. Una empresa puede solicitar la declaración de concurso de acreedores cuando no tiene la suficiente liquidez para cumplir sus obligaciones, de manera que este procedimiento está relacionado con la falta de solvencia de las empresas.

El empresario, ya sea bajo una sociedad o una persona física, que se encuentra en dificultades económicas y no puede atender el pago de sus deudas, ya sea de manera inminente o de forma previsible, está obligado legalmente a presentar la solicitud de concurso de acreedores, en el plazo de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia. De lo contrario puede incurrir en importantes responsabilidades, incluida, en su caso, la obligación de pagar las deudas de la empresa con su propio patrimonio personal.

Por ello, será fundamental contar con un abogado especializado en todo los relacionado al concurso de acreedores y en derecho mercantil, y una amplia experiencia en dicha materia que proporcione asesoramiento legal para poder tramitar y realizar esta solicitud de la manera más eficaz.

Debemos de tener en cuenta que no sólo se trata de un procedimiento al que hay que acudir cuando la empresa no puede seguir adelante, sino también es un procedimiento a tener en cuenta para corregir la situación de ahogo financiero por la que puede estar pasando un negocio de manera puntual. Y ello porque, entre otras cosas, se pueden conseguir:

  • Acuerdos de refinanciación,
  • La paralización de las acciones judiciales de cobro o del devengo de intereses
  • Y además conseguir una quita de hasta el 50% de los créditos ordinarios, y aplazamientos de hasta cinco años e incluso superiores si son autorizadas judicialmente.

Para qué es el concurso de Acreedores

El concurso de acreedores tiene una doble finalidad. Por un lado intentar salvar un negocio. Por otro lado, intentar que los acreedores cobren sus deudas pendientes en el menor tiempo posible.

Cómo funciona y pasos en el Concurso de Acreedores

La solicitud de apertura de un concurso de acreedores exige la aportación de una serie de documentos que deben cumplir las formalidades legalmente exigibles para la aceptación por el Juzgado de dicha solicitud. Por tanto recomendamos encarecidamente que ello se lleve a efecto por un equipo de abogados especialistas en la materia.

Admitida a trámite la solicitud, el Juez nombrará a uno o varios administradores concursales que serán los encargados de intervenir judicialmente las facultades de gestión y administración del deudor y, llegado el caso, sustituirle, así como de comprobar el estado patrimonial y económico de la empresa.

Es importante recalcar que, durante la tramitación del concurso de acreedores, la empresa en concurso puede continuar su actividad mercantil. La intervención judicial únicamente conlleva que, para determinados actos, el órgano de administración requiera la autorización previa de la administración concursal.

El concurso de acreedores es un procedimiento muy flexible que permite pasar de la aprobación del convenio y, por tanto, de continuidad del negocio a la liquidación de la empresa si durante el proceso se observa la imposibilidad de continuación.

En Ilex Abogados somos expertos conocedores de la amplia casuística que se genera en esta materia. Y ello, desde las situaciones preconcursales, de la negociación con los acreedores (quita y espera) hasta la defensa de la viabilidad del negocio y, por supuesto, llegado el caso, de la liquidación ordenada.

Solicita más información